Al aire con Radio Internauta

Loading radio ...

Hablemos de música 23 de Mayo

CHAT INTERNAUTA

Dale me gusta en Facebook

Oyentes conectados

234157

Instagram

Instagram

Madonna denunció la misoginia del mundo de la música

La cantante recibió un premio a la Mujer del Año en los Billboard y agradeció el reconocimiento con un discurso que reivindicó el lugar de la mujer

"Gracias por reconocer mi capacidad para sobrellevar 34 años de carrera en medio de un sexismo flagrante y una misoginia y abusos constantes". Con esas palabras Madonna , la diva del pop, recibió el premio a la Mujer del Año durante la ceremonia realizada en Nueva York por la revista Billboard. El discurso de agradecimiento que recién se conoció el lunes en la televisión estadounidense, que mostró a una Madonna defendiendo su lugar en el mundo del entretenimiento, denunciando los maltratos constantes a las mujeres y también ironizando sobre el rol femenino en en el show business. "Aquí estoy ante todos ustedes, como un felpudo. Quiero decir, como una mujer dedicada al entretenimiento", disparó.

Madonna no sólo se reinventó, a pesar de la aparición de nuevas estrellas del pop, sino que su matriz polémica, su capacidad para provocar al establishment (la iglesia y la política), su olfato para seguir las tendencias musicales y su visión realista del lugar que ocupa la mujer en la sociedad, la transformó en un ícono femenino. "Creo que lo más polémico que he hecho es seguir aquí", aseguró refiriéndose a que su sola presencia incómoda a un sector de la sociedad. Por eso, la artista que recibió la reprobación de la comunidad católica cuando besó a un santo negro en el video de "Like a Prayer", o que escandalizó a los sectores moralistas y republicanos de los Estados Unidos cuando publicó un álbum de fotos con sus fantasías sexuales en el libro Sex comparó: "Un momento. ¿Acaso no estaba Prince por ahí con medias de rejilla, tacones, lápiz de labios y enseñando el culo? Sí, sí estaba. Fue entonces cuando entendí que las mujeres no tienen tanta libertad como los hombres", añadió en su discurso.

 

 En sus palabras, la cantante también contó cómo se abrió el camino en la música y las duras situaciones que tuvo que afrontar cuando se mudó a Nueva York, en 1979. "Era una ciudad que daba miedo", dijo para luego denunciar que la violaron en una terraza, que la amenazaron de muerte con un revólver y que le robaron tantas veces en el departamento que vivía que acabó dejando la puerta abierta. Allí plantada frente a un auditorio, donde Rihanna, la aplaudía emocionada desde su asiento, Madonna lanzó dardos al machismo y feminismo por igual. "Puedes vestirte como una prostituta, pero no ser dueña de tu propia sexualidad o hablar abiertamente de tus propias fantasías sexuales. Tienes que ser lo que los hombres quieren que seas y, sobre todo, hacer lo que las mujeres creen que es lo correcto cuando estás con otros hombres. O sea, que si eres feminista no tienes sexualidad, tienes que negarla. Olvídalo. Soy un tipo diferente de feminista. Una mala feminista", aseveró.

Como se viene repitiendo en otras ceremonias, donde actrices y cantantes vienen haciendo escuchar su voz, reclamando la igualdad de condiciones frente al hombre, Madonna hizo un llamado colectivo en la ceremonia. "Lo que me gustaría decir a todas las mujeres que están aquí hoy es: las mujeres han sido oprimidas desde hace tanto tiempo que creen lo que lo hombres dicen sobre ellas (...) Como mujeres tenemos que empezar a apreciarnos a nosotras mismas y la valía de las demás. Aliarnos con otras mujeres fuertes y buscar mujeres de las que aprender, con las que colaborar, de las que inspirarnos e iluminarnos. La solidaridad verdadera entre mujeres es un poder en sí mismo", concluyó.

A los 58 años, la cantante sigue inspirando y ocupando con sus discos y sus conciertos un espacio privilegio en el universo de la industria del pop. Pero también sabe que sus palabras dichas en una ceremonia como la de los Billboard, o en un programa de televisión como Carpool Karaoke junto al actor James Corden, donde dijo que le hubiera gustado ser monja, resuenan en todo el mundo. Tal es el interés que despierta su figura, que su nombre apareció mencionado en la reconocida Black List, una colección de los mejores guiones no producidos, votados por 250 ejecutivos de Hollywood. Allí entre 73 guiones, aparece a la cabeza el guión Blond Ambition de Elyse Hollander, que reconstruye los primeros pasos de Madonna y la grabación de su primer disco en el contexto de una industria musical que considera a la mujer un objeto desechable. De esa misma lista salieron películas ganadoras al Oscar como Spotlight.

 
11 August 2020
@carlosreni
Officeplus-ri.jpg Officeplus-ri2.jpg

Síguenos en Twitter