Logo RI

Dale me gusta en Facebook

Notinautas

Lady Gaga se quita el disfraz

La cantante aborda sus problemas con la fama y la soledad en un documental que se estrena en el Festival de Toronto

 

 “No puedes usar nada de este material”, dice Lady Gaga a cámara, visiblemente colocada, y después se ríe, porque era consciente de que sí lo iban a usar. Durante ocho meses, la cantante le dio acceso casi total a su vida al cineasta Chris Moukarbel y el resultado es el documental Gaga: Five Foot Two. Es decir, Gaga: 1,57 metros. Su altura real o su manera de decir que no es la estrella tan grande que parece ser desde fuera.
 
Una década después de revolucionar la escena del pop, la también actriz ha decidido bajar al nivel de los millones de fans que tiene por el mundo y mostrarse tal y como es. Cronológicamente, el documental gira alrededor de la creación de su último álbum, el más personal hasta ahora, Joanne, y de la preparación del concierto que dio este año en el intermedio de la Super Bowl, un periodo en el que ella misma ha reconocido que ha querido reinventarse públicamente y que, con esta película, culminaría.
“Veréis a una mujer que es una artista, que crea todo el día, piensa todo el día y tiene experiencias como artista y como celebrity. Dos cosas que chocan para mí”, dijo la cantante cuando se anunció la presentación del documental (en Netflix desde el 22 de septiembre) en el Festival de Toronto.
 
Hay imágenes de conciertos, grabaciones, rodeada de amigos y colaboradores, como la diseñadora Donatella Versace o la compositora Florence Welch, pero también muchos momentos muy íntimos. Se la ve sentada en una camilla recibiendo un tratamiento contra el dolor. También aparece sentada en otra camilla, pero esta vez tatuándose “Joanne” en el brazo, el título de su álbum, el nombre de su tía que murió a los 19 años, a quien no conoció pero a quien cita como una de sus mayores influencias tanto a nivel artístico como personal.
 
El documental está lleno de reflexiones de la artista sobre su problemática y solitaria relación con la fama y sus fans. En un momento dice: “Estoy sola, Brandon, cada noche. Paso de que todo el mundo me toque todo el día y me hable todo el día al silencio absoluto”. Moukarbel quiso ser “su sombra” y la siguió en cada salida a la calle cuando los fans y paparazis la esperan y la ciegan con flashes y gritos, y después también ha metido la cámara en sus momentos de soledad. “Quería estar ahí cuando su vida se abriera y crear un retrato de su mundo interior”, ha dicho el cineasta.
 
En un momento dado del documental, Gaga, de 31 años, se atreve incluso a hablar de su mediática rivalidad con la reina del pop, Madonna: “Yo siempre la he admirado, aún la admiro, sin importar lo que ella puede pensar de mí”. Aunque controlado por ella misma, porque ha decidido cada detalle de lo que se ve en pantalla, quién sale y quién no, si no es el retrato más completo hasta ahora de la diva sí es, según asegura ella, “verdadero y honesto”.
Chris Moukarbel, nominado al Emmy por Banksy Does New York, es el director de este trabajo en el que asegura que muestra a la mujer detrás de la artista, sus trajes, el brillo y el glamur. Fuera del escenario, en el estudio, desconectada y en casa. Desde los dramas de sus relaciones personales a problemas de salud o la búsqueda de consuelo en su círculo más personal
16 December 2017

Professional modules for Joomla - Ext-Joom.com

Síguenos en Twitter

Oyentes conectados

107008